samedi 2 mai 2015

Esquizometro, una poética que descongela (colloque à Mexico les 8 et 9 mai)

Les vendredi 8 et samedi 9 mai prochain, Baptiste Brun (membre du CRAB) et Yan Pélissier (psychanalyste, membre de l'Ecole lacanienne de psychanalyse) seront à Mexico ciudad pour continuer un travail engagé lors du séminaire du CRAB en mars 2013, à l'Institut national d'histoire de l'art à Paris. Des schizomètres de Marco Decorpeliada, une fiction engageant l'art brut montrée pour la première fois en 2010 à la Maison rouge à Paris, seront exposés au Centro cultural Elena Garro. A cette occasion, la présentation du travail de Marco D. se fera selon deux approches complémentaires. Yan Pélissier interrogera les enjeux propres aux schizomètres pour une critique de la psychopathologie. A partir de l’œuvre de Marco Decorpeliada, Baptiste Brun esquissera quant à lui une relecture de l'art brut dans le champ actuel de sa patrimonialisation et de sa marchandisation.



Marco Decorpeliada, Schizomètres DSM IV - Picard, avant 2007, coll. privée (détail)
Ci-dessous l'argument en espagnol:
Esquizometro, una poética que descongela
Primero hace falta mirar las cosas muchas veces. Cambiando cada vez de ángulo, no dos veces bajo el mismo ángulo. Abordarlas una vez por arriba, una vez por debajo, una vez al sesgo – sobretodo al sesgo”                         
                                                Jean Dubuffet, Prospectos y todos los escritos siguientes
Los esquizometros son metros de carpintero sobre los cuales están pegados pequeñas etiquetas que ponen en relación los códigos del DSM y los códigos del catálogo de los congelados Picard, el líder francés de los productos alimenticios congelados. “20.1, esquizofrenia, tipo catatónico continuo” corresponde así a “20.1 camarones rosa enteros cocidos”! Es con los objetos de este género que Marco Decorpeliada a desbaratado los diagnósticos a los que su identidad ha sido reducida. Esta captura en serio del ciframiento psiquiátrico pone al desnudo la poca seriedad de este saber, y tiene un alcance polémico y político evidente.
Cuando en el 2010, La maison rouge, fundación de arte contemporáneo en Paris, ha expuesto el trabajo de Marco Decorpeliada, la primera reacción de los visitantes ha sido un franco estallido de risa. Pero, ¡oh!, sorpresa, después de haber tocado a los psiquiatras y a los psicoanalistas, el potencial crítico de la marcha de Marco Decorpeliada ha desbordado el campo psy para alcanzar las certidumbres que reinan actualmente en el mundo del arte, y muy particularmente en el campo de la creación, en lo sucesivo del lado del mercado del arte, llamado arte bruto. Los esquizometros muestran a qué punto nuestras maneras de poner al descubierto y de reconocer lo que se designa en este comienzo del siglo XXI como arte bruto están íntimamente ligadas a la investigación artística la más actual, como testimonian de ello los debates que se interrogan sobre la existencia de una fotografía o de prácticas performativas “brutas”. Si el concepto de arte bruto, pensado por Jean Dubuffet como un útil crítico, desclasificaba, en su momento, las categorías en el campo artístico, hoy éste no es más el caso. Su lenguaje verde está recocido. Marco Decorpeliada nos ayuda a reverdecerlo. 
(Traducción de Beatriz Aguad)
Plus d'informations : ICI 

Aucun commentaire:

Publier un commentaire